Cuando soñábamos este coworking

Uno de los objetivos que nos marcamos como seña de identidad cuando soñábamos este coworking era facilitar la conciliación de la vida familiar y profesional. Poco a poco vamos dando pasitos.

Es injusto pensar que solo necesitan conciliar quienes tienen hijos/as. Quienes no los tienen, también tienen pareja, familia y amigos. O quieren dedicar su tiempo libre a otras actividades fuera del trabajo, incluso pasar un tiempo solos, sin más.

Y no es solo importante poder dedicar más cantidad de tiempo a lo que más te apetezca, sino la calidad de ese tiempo disfrutado.

Es por ello, que reducir los tiempos de transporte es fundamental. Trabajar más cerca de casa te da la vida pero además, ese salario emocional que el trabajador recibe con este tipo de acuerdos también es muy valorado.

Y como os contamos, aquí vamos dando pasitos en el cumplimiento de ese objetivo que  nos marcamos de facilitar la conciliación.

DÍAS SIN COLE

Cuando soñábamos este coworking, pensábamos en esos días laborables que no hay cole. En ellos, los más peques han podido disfrutar jugando mientras sus padres/madres trabajaban con total normalidad. Porque  trabajar en casa, esos días, es mucho más complicado con los peques alrededor.

TIEMPO DE DESPLAZAMIENTO

Cuando soñábamos este coworking, pensábamos en disminuir los tiempos de transporte. Disminuir los tiempos de transporte te permite aprovechar mucho más el tiempo. Pasar de tres horas de transporte cada día en coche a no más de 20′ en transporte público, te hace ganar tiempo sin duda y calidad de vida. Ese es el caso de  quienes han decidido trabajar desde aquí en vez de desplazarse a la oficina de Madrid.

Incluso para quien tiene su oficina en otra ciudad. Para quien su empresa ha considerado que el trabajo a distancia es viable. Quienes facilitan que el/la trabajador/a pueda estar con su familia. Quienes facilitan que puedan realizar su trabajo con total normalidad en la distancia, combinándolo con reuniones por videoconferencia y viajes puntuales a sus oficinas.

Os invitamos a leer nuestra CARTA ABIERTA A LAS EMPRESAS.

INCREMENTAR PRODUCTIVIDAD Y DEJAR DE TRABAJAR 24/7

Cuando soñábamos este coworking, también pensábamos en quién ha conseguido afianzar su negocio y ha encontrado un coworking al lado de su casa. Un coworking que le permite disponer de un espacio de trabajo adecuado. De esta manera, consigue separar la vida personal y profesional que en el día a día y trabajando desde casa, se confunden y reducen nuestra productividad y no nos permiten tener un horario definido.

EMPRENDEDORES/AS

Cuando soñábamos este coworking, pensábamos sobre todo en ayudar a emprededores y emprendedoras a salir de casa. Pero ahora, que sabemos lo que es emprender, sabemos lo difícil que es generar ingresos y la variabilidad de los mismos, sabemos que en nuestro día a día “los gastos son ciertos y los ingresos supuestos”.

Por eso, mientras consiguen afianzar su negocio y para que puedan hacerlo, les estamos ofreciendo un espacio de encuentro. Con actividades de diversa índole, desayunos networking y otras muchas actividades, que en ocasiones no parecen enfocadas al networking, pero a través de las cuales estamos viendo como surgen sinergias, acuerdos, proyectos en común, futuros clientes, nuevas amistades, …

Estamos viendo crecer proyectos, algunos desde sus inicios y viendo también como otros se apagan. Pero cuando detrás de un proyecto hay un espíritu emprendedor, eso no hay quien lo pare.

ACERCAR ACTIVIDADES AL BARRIO

Y también, cuando soñábamos este coworking, pensábamos en realizar actividades culturales y de ocio. Continuamente, estamos proponiendo actividades diferentes para peques, para mayores y para ambos, en ocasiones. Con idea de que encuentren cerca de casa o del trabajo aquellas propuestas que vemos que no se ofrecen cerca, que la gente nos propone y que consideramos que pueden ser muy interesantes y enriquecedoras. Cómo hablar en público, aprender a comunicarse o cómo enfrentar los cambios. Talleres de juegos de mesa, clases de inglés, clases de yoga o sesiones de fotos profesionales. Mindfulness, club de lectura, exposición de dibujos, risoterapia y redes sociales. O catas de pan artesano, fotografía gastronómica, coaching para emprendedores, coaching para mujeres, cursos de contabilidad básica, …

AHORA TIENEN NOMBRE

Y lo cierto es que cuando soñábamos este coworking, pensamos en todas estas personas. Pero entonces, ninguna de ellas tenía nombre. AHORA SÍ.

Son muchos y no podremos escribirlos todos, pero vosotros sabéis quien sois, todas las personas que habéis pasado por aquí aportando vuestro granito de arena. Recibiendo o impartiendo formación. Acompañándonos. Trabajando en nuestro espacio. Usando nuestras salas. Disfrutando de nuestros desayunos. ACOPAÑÁNDONOS y COMPARTIENDO.

Juan Pedro Pedro Raúl Natalia Jose Guillermo Elena Andreia Mónica Susana Chabe Ana Begoña María Eric Cristina Ofelia Nieves Pilar Álvaro Vanessa Mati Marisa Ascen Luna Lucy Lucía Carmen Esther María José Kora Marina Silvia Félix Mer Carlos Alba Lourdes Agustín Cecilia Gris Blanca Sofía Macarena Kiki Maribel Scarleth Ati Jessica Laura Diego, Alfonso Paloma David Jorge Erika Nuria Arantxa Irune Raquel Alberto Paula Abel Ana María Eva Verónica Gracia Loli Alicia Sandra Inés Melani Ariana Kiki Ariel Rosa Paula Maite Jaime Isabel Denisa Julieta Victoria Manoli Silvia Pilar Montse …

…un largo número de nombres que no terminaríamos nunca de listar.

 

Cuando soñábamos este coworking … no pensamos que recibiríamos tanto.

Esto acaba de empezar, aún hay mucho por hacer. Muchos errores por cometer y mucho que aprender. Pero es una satisfacción ir viendo que vamos dando pequeños pasos. Y como dice Eduardo Galeano en esa frase que nos gusta mucho:

“Mucha gente pequeña en lugares pequeños,

haciendo cosas pequeñas,

pueden cambiar el mundo.”